Nueva obra en nuestro museo: "Lunas de Brasil", de Juan Francisco Pro

Juan Francisco Pro (Paradinas de San Juan, Salamanca, 1962) es un artista con un amplio currículum, que incluye más de cincuenta exposiciones colectivas y casi una treintena de exposiciones individuales en distintas ciudades españolas (Peñaranda de Bracamonte, Salamanca, Ávila, Palencia, Zamora, Madrid, Oviedo, Gijón, Santander, Marbella, Valencia o Vitoria) y extranjeras (Nueva York, Tokio, Florencia, Viena, Utrecht, Gante, entre otras). Ha recibido diversos premios nacionales e internacionales (Bienal de Florencia, 2001) y ha sido seleccionado para realizar proyectos escultóricos para Las Edades del Hombre.

Su obra abarca el tratamiento de diversos materiales: madera, piedra y, sobre todo, metales. En los últimos años ha desarrollado los prometales, una técnica a través de la fusión en frío de cobre y zinc, que utiliza el agua como catalizador y fijador. Se trata del hidrolizado de cobre, zinc y agua, con fusión de los metales en frío, lo que da lugar a extraordinarias composiciones de una gran variedad de matices de color -grises, cobrizos, dorados o verdosos- que se origina únicamente por fusión de los metales, en una suerte de trabajo de alquimia.

Pro ha cedido al Instituto Bernaldo de Quirós una de sus obras, Lunas de Brasil, realizada en 2010 con la técnica del hidrolizado de cobre y zinc, una plancha de 41,3 x 65,5 x 3 cm, en la que la estabilidad de las líneas rectas contribuye a acentuar el movimiento de las curvas superiores, mostrando los efectos de la luz lunar en la inmensa noche brasileña, omnipresente y cambiante. A pesar de esa contención, el espectador percibe un potente dinamismo, de modo que la obra muestra cada vez nuevos aspectos y dimensiones. Las huellas del agua en el acero, que recuerdan las corrientes marinas, contribuyen a intensificar la impresión de movimiento. Lunas de Brasil transmite naturalidad, fluidez, parece como si se hubiera realizado sin esfuerzo, como si hubiera sido la huella de la acción de la naturaleza misma: la obra tiene alma. El título de la obra es una metáfora, pero remite a la experiencia de la diáfana noche brasileña, al espectacular colorido que revela la luz de la luna en las noches sin tormenta, un colorido que imposible de percibir durante el día.

Juan Francisco Pro colabora en la actualidad con el Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas (C.I.T.A.) de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. La Fundación ha apoyado el traslado de Lunas de Brasil al Instituto Bernaldo de Quirós para que un artista tan destacado como Pro pueda formar parte del proyecto singular de la colección museística del centro, en la que las obras no se limitan a ser expuestas, sino que forman parte de la vida cotidiana del alumnado y de su proceso ordinario de aprendizaje.

El acto de cesión tuvo lugar en Peñaranda de Bracamonte, ante el memorial de las víctimas de la explosión del polvorín, una escultura de Juan Francisco Pro que ya se ha convertido en emblema de la ciudad.

Galería fotográfica